Moscas paso a paso Inicio Viistiendo Anzuelos Contacto info pesca con mosca vistiendoanzuelos
Inicio
Novedades
Catalogo de Secas
May Fly Emergentes
May Fly Adultas
Caddis Emergentes
Caddis adultas
Stone Flies
Odonatos
Midges Emergentes
Midges Adultos
Terrestrials
Atractors
Catalogo de Ninfas
Pupas
Larvas
Catalogo de Streamers
Catalogo de Wets
Moscas de Dorado
Moscas de Tararira
Moscas de Mar
Moscas Tubo
Tecnicas de Atado
Anzuelos
Relevamientos
Relatos y cuentos
Biblioteca
Entomologia
Glosario del atador
Preguntas Frecuentes
Contacto
Mapa del sitio
Nuestros amigos
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Apellido y Nombre
Mail
Telefono
Se necesita un valor.Formato no válido.
diseño web
Rio Pico
 
  Lago 3 Rio Pico Relevamiento del 01 de diciembre de 2015  
 2016 Buenos Aires Argentina   Pesca con mosca . Moscas paso a paso.  
Luego de dos viajes sin poder pescarlo por el exceso de viento, al fin, íbamos a pescar este lago esquivo.
Nuestro guía decidió pescarlo por los perímetros de lago buscando los juncos ralos de la costa,

Con Julio en nuestra salida anual de inicio de temporada nos fuimos a Río Pico. Una zona distante a Trescientos kilómetros al sur de Esquel. El pueblo toma el nombre del Río Pico que desagua en el Pacifico. Tiene más o menos 1000 habitantes. Calles polvorientas, viento y silencio. A las dos de la tarde no cruzamos una sola persona. Ninguna sorpresa. Una plaza descolorida y descuidada, donde desembocaba un boulevard de la misma característica. Consolidaba la opacidad de las casas bajas con la niebla en movimiento que el viento caliente de la tarde provocaba. Los picos, apenas nevados, eran el horizonte, duro y bello, que la cordillera ofrecía, ajeno y distante. Como pidiendo disculpas. Desandamos los Trescientos Kilómetros a Río Pico y a las Cabañas Los Toldos. Desde la nuestra podíamos ver gran parte del lago que se mostraba detrás de un manto de vegetación y antes de unos cerros encadenados  y negros que lo rodeaban. La visión era magnifica. A las cinco de la tarde, decidimos encararlo. Bajamos la balsa y aún con viento persistente Federico decidió entrar. Lo que antes era paisaje ahora era naturaleza con nosotros incluidos.

Cabaña
Nuestra cabaña. Calefaccionada a leña, confortable en un parque cuidado y con vista al lago desde la colina..
Lago 3
Ver el lago en estas condiciones era como soñar despiertos despues de dos salidas frustradas por el mal tiempo.

Empezamos con Streamers, consejo del guía, y lanzábamos a favor del viento sin molestarnos. Cañas 6 y woolly Bugger con patas verde oliva julio, Caña 6 y una doble Marabú verde claro con Bead Head. Esto último era una insistencia del guía. Manifestaba que el lago necesitaba de moscas pesadas que llegaran rápidamente a profundidad de pesca. La realidad es que el viento no permite lanzamientos largos y no hay forma de hacer durar la tracción de los streamers por la corta distancia del cast.  De esas moscas teníamos pocas. El primero en lograr un pique fue Julio. Una Arco Iris que nunca saltó, lo tuvo un buen rato asustado, hasta que el copo la terminó de atrapar. Una trucha de algo más de dos kilos, tremendamente luchadora, terminó en las manos de Julio para la foto.  Habíamos debutado bien en ese lago esquivo. Después sacamos dos o tres más, ninguna como la primera, pero todas respetables y luchadoras. Los equipos respondían y los consejos del guía habían dado resultado. Nuestra última excursión había sido al Strobel y ninguno de los dos, a pesar que las truchas que pescábamos allí duplicaban en peso a estas, no presentaban la lucha a que nos obligaban las de este lago. Volvimos eufóricos porque el comienzo había sido mejor que el esperado.Al otro día, amaneció con una brisa suave que apenas movía la superficie del lago. A las nueve de la mañana ya estábamos pescando siguiendo el estilo del día anterior, misma pesca, mismo equipo. El lago, otrora furioso e indomable, se mostraba liso y placido. Las piedras de las costas parecían dibujos muy marcados sobre la orilla. El perímetro de juncos cortados por el viento se mostraban ralos en la zona de salida, y su reflejo asimétrico se mostraba tal cual en el agua quieta.

Este fue el tamaño de las mayoría de las truchas. Ninguna mas grande, mas chicas bastantes. Arcoiris y Marrones
Acá Julio con la primera. Fue la que nos lleno de esepranzas y ansiedad-

Vimos muchas veces ese paisaje en diferentes lagos, y sabíamos con certeza que esa quietud y esa transparencia nos ponía a la vista de cualquier trucha. Los piques fueron pocos pero los hubo y nos tuvo tensos y concentrados. Una experiencia similar en el Fonk nos llevó a usar secas muy grandes. En ese caso, esa vez, las Chernobil y la Fast Albert habían sido la estrella, pero solo cuando la brisa provocó un riso pequeño en el agua. Julio siguió con streamers y yo cambié a secas. Tuve dos piques y erré las dos. Julio venía parejo y me tentaba para que cambiara pescar con otra línea. Me aguanté y salí premiado con un par de truchas. La mañana había sido buena. Nos había tenido buscando moscas y estilos hasta lograr resultados. El Lago 3 empezaba a ser conocido para nosotros. La experiencia y la dualidad de estilos nos estaba señalando que ambas modalidades daban frutos. Ya sabíamos de algunas moscas que se habían destacado de otras.
Esa mañana, llegando al mediodía se empezaron a ver alguaciles aislados que rompían la quietud del aire con sus vuelos geométricos y espasmódicos. El día anterior no habíamos visto a ninguno y hoy, algunos se nos presentaron. Volvimos, comimos, hicimos una siesta y a las cinco ya estábamos de vuelta. La pesca de esa tarde, tenía al lago rizado y nosotros con las secas en el agua probando unos y otras. Tuvimos varios piques y trabajamos a destajo para que eso sucediera. La pesca se hace con la balsa flotando a escasos quince metros del junco y la mosca debe caer, en orden pero ruidosa, a no más de 30 cm de ellos. O adentro en limpiones que den la posibilidad de manejar un pique. Esa pesca, mucho más concentrada y atenta, nos hizo pasar esa tarde a velocidad de la luz. De pronto era de noche. Habíamos escapado del tiempo y solo supimos que estábamos vivos cuando tomamos la decisión de volver. Al otro día, amaneció igual, pero decidimos ir al Pico y pescar en el Pampa. Yo no quería, pero estar allí y no intentar pescar esos ríos era un pecado de angurria por la pesca en el lago. Cargamos las viandas y nos fuimos para lo de PUME, un viejo poblador, que recibe un peaje de $ 300 por pescador por dejarte pasar a un paraíso que es de todos, pero a la sazón, es su propiedad privada. Entrando por allí podés acercarte a brazos del Pico, al Pampa y caminando más o menos una hora, al Nielsen. .

Lago 3
Otra linda Arco Iris que buscó los juncos, cruzó el bote por abajo. Luchó mucho y la fotografiamos por eso.,
Dentro del paisaje del lago los coipos son actores principales..

Los alguaciles no abundaban pero estaban. Julio ató a su tippet uno azul y marrón de alas brillantes y yo,  un alguacil cuyo patrón es de un gran fotógrafo pampeano Meche Dal Bianco, que no acaba de dar satisfacciones cuando los alguaciles  se presentan. Antes que Julio se propusiera cambiar al Alguacil de Meche, el mío había tenido más de cinco truchas sin contar las que me frustraron.  Desde ese momento pescamos parejos con dos circunstancias dignas de detallar. Logré una marrón juvenil, gorda y pintada, que la seduje dentro del junco. La olbigué a dejar su zona segura y se metió como una flecha por debajo de la balsa. La aguanté y le di backing hasta que logre colocarla  sin riesgo hasta conseguir subirla. Fue la más linda de las que saque en este viaje por su aspecto y su lucha. Cuando el sol ya caía y volvíamos derivando casi dentro de los juncos mismos. Etábamos concentrados como gatos al acecho, nuestra vista se fijaban en nuestros alguaciles, ya deformados de tantos piques contenidos. Los lances eran exactamente lo que queríamos, llevábamos cuatro días pescando y ya el equipo era parte de nuestro cuerpo. Las moscas se apoyaban donde creíamos que estaba la trucha acechando. Cada segundo era casi una certeza de pique. De pronto, al alguacil de Julio, no más allá de ocho metros de la balsa, una marrón que parecía muy grande, subió lentamente  y en la concentración que llevábamos todos la vimos moverse y nos transformamos en las manos y la sincronización de la clavada como si estuviéramos metidos en el corazón de Julio. La trucha llega de abajo, de izquierda a derecha, endereza su cuerpo y lo curva para arrancar hacia abajo con la comida en la boca, solo faltaba una décima de segundo. Todo silencio, ansiedad y la imagen mágica de un trucha grande por atrapar una mosca., Estábamos en el momento detenido que todo pescador con mosca desea tener. Antes que se produjera esa décima de segundo Julio clava y la mosca  en el aire nos avisaba que la trucha se había ido sin probarla. Se nos agrandaron los ojos mientras nos mirábamos y tratábamos de justificar el error de Julio.
En silencio seguimos pescando, pero nada fue lo mismo, hasta llegar con la balsa a la camioneta y empezar a cargar todo para regresar a Esquel. Hubo un cierre extraordinario, de tensión, de amor a la pesca, de toda la experiencia expuesta y sin la pieza en la punta de la caña.  Felices. Así es la pesca. Urdimos mil explicaciones pero solo habíamos perdido un pique y nuestra soberbia tenía que encontrar un motivo. No lo hubo. Así es la pesca y por eso, apuesto que el año que viene, volvemos al tres y buscaremos el Nilson.

Pesca con mosca

Un hermoso pool en el Rio Pico. No por bello ofrecio los resultados que esperábamos.

Atado de moscas
El lago 3 nos había dado lo mejor de él pescando, y nos despedía con una caída de sol conmovedora.
links
Inicio Catalogo de Secas Moscas de mar
Novedades May Fly Emergentes Moscas tubo
Preguntas Frecuentes May Fly Adultas Entomologia
Contacto Caddis Emergentes Relevamientos e informes
Nuestros amigos Caddis Adultas Relatos y cuentos
Mapa del sitio Stone Flies Biblioteca
Glosario del Atador Odonatos  
Anzuelos Midges Emergentes  
Tecnicas de atado Midges Adultos
  Terrestrials
  Atractors
  Catalogo de Ninfas
  Pupas  
  Larvas  
  Catalogo de Streamers  
  Catalogo de Wets  
  Moscas de Dorado  
  Moscas de Tarariras  

Pesca con mosca y atado de moscas - Capital Federal  Buenos Aires Argentina